Ni el mas duro acero puede pararla.