Tan roja como las mismas llamas.